jueves, 23 de mayo de 2019

Aladdín | Reseña

mayo 23, 2019 0


Por Rocío López.

Desde hace varios años que Disney decidió producir películas live action de sus clásicos de animación, como La Cenicienta (Cinderella, 2015) El Libro de la Selva (The Jungle Book, 2016), La Bella y la Bestia (Beauty and the Beast, 2017) y Dumbo (2019), la cual se estrenó en marzo de este año. Ahora es el turno de Aladdín, dirigida por Guy Ritchie, quien también colabora en el guion junto con John August.

La cinta se centra en Aladdín (Mena Massoud), un huérfano que tiene como única compañía un mono de nombre Abu, ambos roban para sobrevivir en las calles de Agrabah. Un día, el joven conoce a Jasmín (Naomi Scott), que sin saberlo, es la hija del sultán (Navid Negahban), la cual está en desacuerdo con una ley que la obliga a casarse con un príncipe. Aladdín hará lo posible por conquistarla, sin embargo, es capturado por Jafar (Marwan Kenzari), el malvado ministro, que lo liberará para que encuentre la lámpara mágica en donde habita un genio (Will Smith). 



La ágil secuencia inicial sirve para introducirnos a los protagonistas y nos trasporta a la ciudad donde se desarrolla la historia para que el espectador se familiarice con la cultura árabe. Dentro del filme vemos que sobresale el diseño de producción, vestuario, la banda sonora y los diversos números musicales con coreografías bien ejecutadas, convirtiéndola en un atractivo visual impresionante.

El acertado elenco (Massoud y Scott), logran encarnar a la perfección a los famosos personajes animados, con actuaciones sólidas muestran química entre ellos. La actriz, conocida por participar en la cinta Power Rangers (2017), por momentos llega a brillar más que su coprotagonista, pues para este remake se le agrega un discurso sobre el empoderamiento femenino que incluye una escena con un tema musical llamado Speechless.

Entre las novedades, Ritchie y August incorporan a Nasim Pedrad como la sirvienta de Jasmín y el príncipe representado por Billy Magnussen, los cuales tienen momentos cómicos. Pero sin duda, el que se roba el show es Smith, pese a que se le criticó por su apariencia (específicamente por el tono en color azul), interpreta a un genio único y con un sentido del humor más ácido que el original, sin perder ese carisma que siempre lo ha caracterizado. Por otra parte, Kenzari se queda a medias, por lo que no trasmite la maldad del villano que vimos en la versión animada. 


Ritchie, reconocido por los filmes Snatch: Cerdos y Diamantes (2000), Sherlock Holmes (2009) y El Rey Arturo: La leyenda de la Espada (2017), aunque no deja su sello personal, opta por ser fiel al largometraje de 1992, agregando subtramas interesantes. Además, se agradece que no abuse de los efectos especiales.

Aladdín con 128 minutos de duración es convencional, con un ritmo irregular, pero conserva su magia al regalar la dosis exacta de humor y momentos conmovedores, sin dejar un lado el mensaje sobre enfrentar los obstáculos de la vida, respetar las decisiones del otro, quererse a sí mismo y acierta al darle mayor voz a los personajes femeninos que nos acercan cada vez más a ese “mundo ideal”.

Trailer


sábado, 18 de mayo de 2019

En los 90s | Reseña

mayo 18, 2019 0


Por Carolina García.

Una retrospectiva de cuando las calles aún eran inundadas por jóvenes sin precaución, de la moda holgada, las Tortuga ninja, los videojuegos y caricaturas de la época… En los 90s (Mid90s), dirigida por Jonah Hill, se desarrolla desde la catastrófica relación familiar de Stevie (Sunny Suljic) hasta la inmersión en el skate y sus declives.

Nominada a los Critics’ Choice Movie Award (Mejor intérprete joven), se desenvuelve en 84 minutos a través de la óptica de Stevie, quien intenta probar nuevas atmósferas para escapar de la “porquería” familiar. Al cabo de conseguir una tabla, Suljic se sumerge al orbe skate con un par de sujetos mayores que él, inmersos en las preocupaciones adolescentes, alcohol, tabaco, sueños y un montón de problemas familiares.

Para todo trabajo hay que tener una mente artística o creativa (...) No se puede actuar como un robot… Entre el argumento fílmico desdoblado en la coproducida por A24, se vislumbran las aspiraciones del grupo conformado por Fuckshit (Olan Prenatt), Ray (Na-Kel Smith), Ruben (Gio Galicia) y Fourth Grade (Ryder McLaughlin), fiesta, universidad, una tabla nueva o la dirección cinematográfica.


La cinta se filma bajo el lema “no soporto tanta mierda”, pues desde los primeros cuadros, con paredes teñidas de color verde pistache, se denota la opresión de un hermano mayor hacia el pequeño en un intento de sacar la ira acumulada desde su infancia y develada casi a mitad del film. Mientras que el principio se hace con un combinado de los créditos, proyectando el trabajo colaborativo que rodea a los productos del séptimo arte.

¿Evolución o involución? Durante el rodaje, la disyuntiva moral debatida entre los modales y lo soez, Stevie se introduce en aquella rebeldía “característica” en los adolescentes… En su interpretativa, Suljic lo hace natural y crea un pacto empático con su personaje y el espectador, sin mostrar arrebatos arbitrarios, más bien justificados por la trama construida a través del guion. 


El vestuario seleccionado para cada personaje joven acompaña el éter vivido en los noventa, las prendas holgadas como protagonizando su físico, sin embargo, el escogido para el encarnado por Sunny hace un incansable esfuerzo por dar a conocer el fanatismo de éste hacia los videojuegos, series o caricaturas de la época, como si el personaje no tuviera más que un atiborrado de playeras estampadas en su clóset.

Wave of mutilation (Pixies), Shitfit (Bad Brains), We’ll let you know (Morrisey), entre otras de rap, componen algunas escenas casi completas hasta hacer desaparecer el diálogo, un recurso nostálgico nuevamente.

La ópera prima del nominado en dos ocasiones al Óscar combina una reconstrucción nostálgica de la década de los 90, vista muy lejana después de casi dos décadas de aquel ambiente, con un mensaje del consumo humano hacia la autodestrucción iniciada en los núcleos familiares y desatada en los vicios, sin poder reparar en ello (?).

Trailer





Viviendo con el Enemigo | Reseña

mayo 18, 2019 0



Por Indira García.

Hemos visto una gran cantidad de películas postguerra que nos dejó la última década nos pone en claro el drama y la tensión que se vivía en la época. Viviendo con el enemigo (The Afterman) retoma estos elementos para una producción británica.

Rachael (Keira Knightley) y Lewis (Jason Clarke) son una pareja inglesa que se muda a Alemania tras ganar la guerra, Lewis es soldado y aún hay asuntos pendientes que resolver en la ciudad recién devastada. El matrimonio perdió a su único hijo durante bombardeo y desde ahí han tenido problemas. Con la mudanza y el tener que compartir casa con un alemán (Alexander Skarsgård) y su hija adolescente, les complicará más la relación. El ambiente sociopolítico que se siente en la ciudad y la tensión entre todos los personajes desata una situación enredada que implica la moral e ideales de todos.


Aunque en un principio la historia se siente un poco cliché poco a poco va demostrando su amplitud argumental y desenvolviendo cada rama de sub historias que nos presentan. La hija del alemán se ve implicada con un chico perteneciente a un grupo de resistencia nazi que continúa después de la caída y siendo una adolescente enamorada, le proporciona información sobre los británicos que viven en su casa. Mientras tanto en paralelo, Rachel se enamora del alemán y comienzan una aventura a escondidas de su marido haciendo planes sobre escapar y ser felices juntos.

No existen escenas violentas ni de guerra directamente, la historia se limita a contar las consecuencias de lo que pasó y siempre dejando en claro la desgracia que conllevo el conflicto durante aquella década. La forma tan drástica en que cambió totalmente el estilo de vida y la manera que afectó la psicología de las personas está muy bien plasmada en este drama, los personajes se enfrentan a conflictos internos muy fuertes característicos de la época.


La recreación de las escenografías así como el maquillaje y el vestuario es lo que más destaca. La elección de colores en las prendas y escenarios complementan muy bien el sentimiento melancólico acoplada a la historia y acompañado también por el soundtrack.

La tensión dramática y sexual durante toda la historia hace que no se sienta pesada y sea agradable, a pesar del final que seguramente todos hubiéramos cambiado. Recomendada para personas que gustan de dramas históricos y romances prohibidos.

Trailer



viernes, 17 de mayo de 2019

La Razón de Estar Contigo: Un Nuevo Viaje | Reseña

mayo 17, 2019 0

Por Rocío López.

En 2017, los amantes de los caninos se conmovieron al ver el filme La Razón de Estar Contigo (A Dog's Purpose), donde se narra las aventuras de Bailey, un perro que reencarna varias veces y mantiene un lazo inquebrantable con Ethan Montgomery. Este año se estrena la secuela con La Razón de Estar Contigo: Un Nuevo Viaje (A Dog's Journey), bajo la dirección de Gail Mancuso y escrita por W. Bruce Cameron.

La cinta continúa justo donde se quedó la antecesora: Bailey después de reencontrarse con Ethan (Dennis Quaid), vive en la granja familiar junto con Hannah (Marg Helgenberger), esposa de este último, su nieta C.J (Kathryn Prescott) y Gloria (Betty Gilpin), madre de la niña, quien quedó viuda del hijo de los Montgomery cuando estaba embarazada. Sin embargo, Gloria decide mudarse a la ciudad y llevarse a la pequeña y alejarla de sus abuelos, pero cuando Bailey enferma y está a punto de pasar a una nueva vida perruna, su dueño le pide que cuide a C.J, tal como lo hizo con él, por lo que el can emprende una nueva aventura para cumplir con la misión que se le encomendó.



Es importante destacar que el largometraje está basado en la novela homónima del escritor y columnista, Cameron, quien saltó a la fama por la publicación de su libro La Razón de Estar Contigo en 2010. Es autor de siete libros con la misma temática, como ejemplo, su obra Mis Huellas a Casa (A Dog's Way Home), la cual recientemente también se llevó a la gran pantalla.

El también humorista fue coguionista de la primera entrega, dirigida por Lasse Hallström, en La Razón de Estar Contigo: Un Nuevo Viaje participa en su totalidad para la adaptación de esta continuación. La historia utiliza la misma fórmula que ya hemos visto antes, por lo tanto se vuelve predecible, pero la decisión de cambiar al protagonista ha sido acertada.

Otro de los puntos a destacar son las actuaciones que en general son buenas, pese a que Quaid ya no es el actor principal, las apariciones que tiene son realmente conmovedoras. Por otra parte, Prescott logra trasmitir la química que tiene su personaje con las diferentes versiones de Bailey, cada perro de diferente raza muestra un adiestramiento excepcional que termina por robarse el foco de atención con cada participación y los convierte en entrañables.



Para darle voz a Bailey regresa Josh Gad, conocido por colaborar en las series como ER, Modern Family y New Girl, que sin duda realiza un trabajo impecable en el doblaje y que a través de su personaje, nos regala los diálogos más reflexivos.

La Razón de Estar Contigo: Un Nuevo Viaje de nuevo aborda los temas de la lealtad, amistad, el amor, la pérdida, pero también nos acerca a otros más complejos como el alcoholismo o la violencia de género, pero sobre todo, las dificultades que conlleva madurar. Pese a que en lo narrativo se vuelve repetitivo y algunas situaciones son inverosímiles, el desenlace es simple y satisfactorio. La película mantiene un equilibrio entre los momentos de humor y emotivos, por lo que volverá a robar el corazón de aquellos que aman a los caninos.  


Trailer





                                             

El sol también es una estrella | Reseña

mayo 17, 2019 0


Por Rocío López.

En el séptimo arte existen distintas películas románticas que abordan el tema del destino, desde la popular Diario de una Pasión (The Notebook,2004) hasta la inquietante cinta belga, Mr. Nobody (2009). Bajo esta premisa llega El Sol También es una Estrella (The Sun Is Also a Star), dirigida por Russo-Young y escrita por Tracy Oliver.

El filme basado en la exitosa novela homónima de la escritora Nicola Yoon, nos relata la historia de Natasha Kingsley (Yara Shahidi), una adolescente que vive en Nueva York, pero originaria de Jamaica, apasiona de la ciencia y no cree en el amor. Sin embargo, todo se complica cuando su familia va ser deportada, por lo que en el último día, hace todo lo posible para evitar irse de la gran urbe, conociendo a Daniel Bae (Charles Melton), un universitario cuyos padres son provenientes de Corea que esperan que su hijo sea doctor, mientras que él sueña con ser poeta. Daniel tendrá 24 horas para enamorar a Natasha y hacerla creer en el destino.


El Sol También es una Estrella nos presenta a cada uno de los protagonistas y su entorno para conocerlos mejor, cabe destacar que visualmente el largometraje es extraordinario, con tomas aéreas y planos generales para mostrarnos una de la ciudad más poblada de los Estados Unidos, asimismo, nos recalca la diversidad cultural para reforzar la subtrama de la inmigración.

Otro factor que resalta es la banda sonora original por parte del compositor Herdís Stefánsdóttir, quien ha colaborado en The Hate U Give (2018), Puzzle (2018) y South Mountain (2019), que con su mezcla electrónica con sonido urbano envuelve cada secuencia a la perfección.

La autora Nicola Yoon, quien por cierto creció en Jamaica y en Brooklyn, está familiarizada con el romance y conflictos entre jóvenes, ya que su novela Todo, Todo (Everything, Everything) publicada en 2015, también fue llevada a la gran pantalla hace dos años y fue dirigida por Stella Meghie.

El guion a cargo de Oliver. desde el principio se vuelve predecible, ya que es una historia que hemos visto una y otra vez, además de que está saturada de situaciones que suponen como casualidades, pero que en realidad se ven forzadas.


En cuanto a la actuación, Shahidi y Melton logran una interpretación verosímil por separado, sin embargo, cuando ambos actores están en escena no logran trasmitir la química entre ellos, aunado a esto, los diálogos son simples por lo que no logra enganchar de todo al público.

El mayor acierto que tiene la película es que se aleja de los estereotipos tanto físicos como en el carácter de los personajes. Asimismo, la enseñanza que deja sobre luchar por lo que quieres, aunque muchas veces no siempre resulta como lo planeas, aprendiendo de ello, un tema que en la realidad suele ser frustrante para los adolescentes y jóvenes.

El Sol También es una Estrella podría haber explorado más sobre un tema tan importante como es la inmigración, pero cae en los clichés por lo que la colocan en un filme superficial. 

Trailer




Pokémon: Detective Pikachu | Reseña

mayo 17, 2019 0


Por Diego Rodmor.

La primera vez que vi el trailer de Pokémon: Detective Pikachu me invadió una extraña sensación de nostalgia que incrementó mi curiosidad por este proyecto cinematográfico hecho en Hollywood y con personajes de carne y hueso, eterno sueño de aquel niño que en algún momento de su infancia llegó a disfrutar de esta popular caricatura.

Teniendo como mayor referencia aquella serie animada que pasaban en televisión y no tanto los videojuegos más recientes que cuentan diversas historias dentro de este mismo universo, me decidí a asistir al cine más cercano para ver la película con miedo a encontrarme algo similar a Dragon Ball Evolución o Street Fighter: La Leyenda de Chun Li.

Afortunadamente no fue así y terminé viendo un filme que respeta la esencia más básica del material en el que se basa, siendo además sencillo pero bastante disfrutable.

En esta ocasión, el encargado de llevar a la pantalla grande esta historia ha sido Rob Letterman, cineasta que inició su carrera con filmes animados como El Espantatiburones o Monstruos vs Aliens pero que también nos ha entregado trabajos como Los Viajes de Gulliver y Escalofríos; una filmografía corta pero bastante divertida.


Después de que el detective privado Harry Goodman desaparece misteriosamente, su hijo Tim deberá averiguar lo que realmente sucedió. Para llevar a cabo la investigación tendrá que hacer equipo con un Pikachu, antiguo compañero Pokémon de Harry, quien además de ser adorable y ocurrente puede comunicarse a la perfección con Tim.

Quizá los más nostálgicos echen de menos a esos personajes que caracterizaron a la serie animada como Ash Ketchum, Misty, Brock o el Equipo Rocket. Sin embargo no podemos negar que estamos ante la película de acción real definitiva de Pokémon ya que el trabajo realizado para crear este mundo es verdaderamente espectacular. 

Visualmente es una completa delicia y cuenta con un diseño de producción que logra generar una ambientación estupenda. Cada escenario es grandioso y logra representar de un modo genial aquellas imágenes que caracterizaron a la serie. Pero el mérito más grande es sin duda la magistral creación de cada pokémon logrando hacer de ellos seres casi palpables. Durante todo el tiempo puede disfrutarse la estancia dentro de este universo.


Por otro lado, la historia es bastante amena. A pesar de ser sencilla y predecible, logra caminar por el cine de aventuras y el cine policiaco de un modo acertado y adecuado para toda la familia. No pretende nada más que entretener al público y lo logra de una forma especial y atractiva.

Además de eso, es interesante la interacción de los dos protagonistas. Justice Smith está muy bien en su papel de joven solitario que arrastra un pasado doloroso. Qué decir de Pikachu. Interpretado en su voz por Ryan Reynolds, el actor logra impregnarle al personaje todo ese carisma que ha caracterizado a personajes como Deadpool. La simbiosis entre el famoso pokémon y el actor es un acierto enorme dentro del largometraje. La película también cuenta con la participación de Kathryn Newton, Bill Nighy, Ken Watanabe, Suki Waterhouse y Omar Chaparro.

Desafortunadamente las críticas no han sido justas con este trabajo. Lo cierto es que a pesar de contar con un relato básico y poco novedoso, la película es bastante divertida y su diseño de producción es espectacular, admirable, enorme. Vale la pena destacar el trabajo de todos los involucrados, ya que se nota en cada cuadro, en cada guiño, el cariño que todos ellos tienen por esta historia. Pokémon: Detective Pikachu es una película recomendable para el público en general pero que también podrá cautivar a aquellos fanáticos de Pokémon, viejos y nuevos por igual. 

Trailer



jueves, 16 de mayo de 2019

Sophie Turner y Jessica Chastain en México: X-Men Dark Phoenix

mayo 16, 2019 0

(Sophie Turner y Jessica Chastain Photo Call)

Fotografías y texto por Carolina García

20th Century Fox viste suelos mexicanos con la entrega Dark Phoenix y la visita de Sophie Turner y Jessica Chastain para detallar su experiencia X-Men. La saga de los mutantes, luego de 19 años de entregas cinematográficas, se acerca más a su cierre el próximo 7 de junio para redescubrir al personaje protagonizado por Turner.

Un ansia estrepitoso invadió los cuerpos humanos con el aviso de la llegada de Turner y Chastain a México… La antesala se cubrió de voces estridentes, impacientes, con varias casi horas de espera, las puertas de un cómodo recinto fueron abiertas para el develo interno de las celebridades.

Los efectos especiales, entre cables y pantallas verdes, que siempre acompañan a las películas de superhéroes, las diferencias/similitudes entre Dark Phoenix y The last stand, pasaron a segundo término, arriesgándose a charlar sobre lo humano en los personajes cotidianos de las féminas.


Ambas actrices subrayan la importancia de una y otra, pues póstumo a haber colaborado juntas, se volvieron, mencionan, únicas y especiales. La presencia de Chastain fue necesaria en el desarrollo para la intérprete de Sansa Stark.

She is just who she is”, Chastain en una descriptiva de Sophie.

Un femenino dominante colmará el cierre de la nueva saga dirigida por Simon Kinberg, pues Jean Grey estelarizará el cosmos X, donde se muestra como un ente inestable, lleno de poder, dominio y una aura imponente al lado de la que señala como madre. 

La conferencia se consagró como una conversación familiar, en donde la protagonista de IT (Chapter 2) afirmó haber disfrutado México con tacos y margaritas, mientras que Turner confesó haber estado en contacto con los cómics hace un par de años, precisamente de la línea Dark Phoenix.