jueves, 7 de junio de 2018

No Me Las Toquen (Blokers) | Reseña


Por Mei.

A veces las películas tienen títulos desafortunados que dan una impresión errónea de la trama y hacen que el espectador desista de verla. Así sucede con No me las toquen (Blockers, originalmente) que al contrario de lo sugerido no es únicamente humor en doble sentido.

La trama gira alrededor de tres padres que descubren que sus hijas hicieron un pacto para perder la virginidad el día de la graduación e intentan hacer todo lo que está a su alcance para impedirlo, mientras tanto las chicas no están ni enteradas de que las están vigilando y siguen sus planes para la noche. Sin embargo, de las tres una quiere hacerlo en verdad, la segunda solo quiere tener una anécdota para la universidad y la última está en proceso de aceptarse como lesbiana.  


Obviamente los padres no piensan lo que hay detrás de la situación y solamente quieren que no se las toquen, que se mantengan puras. Los sucesos que son cada vez más graciosos (y ridículos) van llevando a ambas partes a tomar decisiones mejor pensadas y al mismo tiempo les ayudan a comprender mejor por lo que están pasando.

El humor escatológico está presente, como es característico de las comedias de Seth Roger y los demás co-productores. Hay escenas donde las bromas son directamente traseros y vómito colectivo, pero afortunadamente no es su carta principal; el resultado final se debe mucho al buen ritmo que mantienen entre bromas ridículas y los momentos de casi seriedad. John Cena continua sus esfuerzos de inmiscuirse en la actuación y acompañado de Leslie Man e Ike Barinholtz dan vida a los papás, tienen química en pantalla y gracias a eso la mayoría los chistes funcionan bien sin sentirse totalmente forzados.


Es fácil sentirse identificado con algunas situaciones de la película, y aunque probablemente sea muy incómodo que un adolescente la vea acompañada de sus padres es igual de probable que ambos la disfruten. Detrás de los chistes pesados muy al estilo de Vecinos y Este es el fin, los directores intentan transmitir un mensaje sobre la importancia de la educación sexual y la comunicación en familia, lo que incluye la diversidad sexual y el romper estereotipos. Es una buena película para divertirse con amigos y matar el aburrimiento.

Trailer



No hay comentarios:

Publicar un comentario