miércoles, 22 de agosto de 2018

El Justiciero 2 | Reseña



Por Diego Rodmor.

El estadounidense Antoine Fuqua está de regreso retomando además aquella historia que nos presentó hace cuatro años en la que un ex agente decide salir de su retiro para proteger a una joven prostituta que es víctima de la trata de blancas. El Justiciero 2 es la primera secuela dentro de su filmografía y junto con Denzel Washington vuelve a explorar a este personaje tomando como referencia aquella serie de televisión ochentera.

Esta segunda entrega vuelve a mostrarnos la vida de Robert McCall, quien ahora trabaja en una empresa de taxis ejecutivos y quien decidirá volver a sus viejos métodos después de descubrir que alguien cercano a él ha sido asesinado. Así terminará involucrándose en el asesinato para encontrar y castigar a los culpables.


Desde luego este héroe vengador logrará su cometido y aunque Antoine Fuqua arma esta secuela de un modo contundente y entretenido, no deja de sentirse repetitiva al caer en aquellos elementos típicos volviéndose predecible.

Denzel Washington se muestra imponente en su interpretación. Sin embargo existe un punto en el que sus acciones pierden credibilidad al mostrar a un personaje calculador y con cierta perfección en sus actos terminando sus peleas sin un solo rasguño y logrando salir ileso de enfrentamientos en los que se ve superado por más de tres enemigos. Desde luego su violenta repuesta en las batallas de cuerpo a cuerpo se contrarresta con una actitud excesivamente bondadosa con la gente que lo rodea en su día a día y guiando por el buen camino a jóvenes que parecen descarrilados.

Las situaciones que se van presentando son entretenidas y los enfrentamientos destilan una violencia que no había sido tan explicita en la primera entrega pero aun así no deja de sentirse una reiterativa atmósfera de moralidad de la que Fuqua abusa.


Aunado a esto existen ciertos personajes secundarios y una que otra historia innecesaria que por momentos desvían la trama principal. Quizá varias subtramas pudieron quedar fuera del metraje y no hubiera existido problema alguno.

El villano no intimida, aparece con un supuesto giro inesperado pero en realidad el espectador podrá descifrar de quién se trata desde su primera aparición.

A pesar de todo, el filme no se siente pesado. Es un trabajo que divierte, logra tener escenas de acción bien logradas y su protagonista es carismático con sus respuestas y con sus actos. La película será disfrutable para la mayoría del público.

El Justiciero 2 es un thriller de acción que a pesar de contar con varios errores típicos del género resulta atractivo y es una buena opción para pasar un rato agradable en el cine. Los seguidores del director y del actor disfrutarán aún más este proyecto. Sin embargo el largometraje cuenta con un obstáculo aún mayor en cartelera. Me refiero a Misión Imposible: Repercusión, opción preferente, insuperable, para encontrar lo que está película intenta ofrecer.

Trailer



No hay comentarios:

Publicar un comentario