lunes, 29 de octubre de 2018

BAYONETA. El bestialismo humano | Reseña



Por Carolina García

La salida del mexicano para ganarse la vida. El rol, la lucha y la sangre en la vida en medio de un genterío que sacia su sensacionalismo como voyeristas, pero del box. Golpear para comer, golpear y estancarse en sus delicias del placer que provoca el hacerlo. Bayoneta, dirigida por Kyzza Terrazas, como la vida, la lucha en sí misma.

A una estructura borrosa entre la circular y las regresiones en flashback, el frío y el blanco recorren suelos finlandeses para adornar el escenario visceral que encrespa la soledad del ser con la culpa de un hombre abandonado por lo que algún día estuvo en la cima, Miguel, en la arteria de Luis Gerardo Méndez, acaba sumido en el desespero y el mar del recuerdo.

El primer cuadro aparece en azules, espejos manchados por el eco del pasado, escurridos de sudor, Miguel, con el cuerpo bañado en agua salada, abatido por la acción cometida dentro del ring. Y después de ello, Mickey se retira de la jugada, la vida del box y su personaje bifurcan, aunque sin abandonarse del todo, Luis Gerardo atiende al personaje de entrenador, que permanece de cerca en el deporte al tiempo que mantiene una distancia. En el desespero y su delirio, se reintegra al cuadrilátero, las razones aparentes, su familia.

La premisa de acción corrompe los estándares del boxeador exitoso que, se sabe, disfrutó de ello, la cinta se inclina por una mirada metafórica del uso de la retórica para crecer al personaje principal.


Para el resalte, el diseño en el arte de producción que, visiblemente, recae en una decadencia del ser, en los espacios de un viejo gimnasio en Finlandia, combinado con el maquillaje a lo cruento, forman un paisaje para rememorar un pasado quebrado con un presente quebrado y, ¿un futuro igual?

El guion coescrito por Rodrigo Márquez, mantiene la mala racha, fusionado a la actuación, fuera de lo que más se ha visto por Luis Gerardo, un personaje tendido en manos del alcohol y los alucines, de voces que giran en su cabeza con la memoria de su juventud, de los comentaristas etiquetando a los boxeadores con nombres absurdos para definirlos y encerrarlos en la técnica.

En conversaciones exclusivas para prensa, Terrazas anuncia el tema de importancia con la migración en México aunado a la relación de su nuevo filme, habría que darse un buen vistazo en ella para descifrar si existe tal tema o fue meramente coincidencia el momento histórico por el que atraviesa nuestro país.

De habla inglesa con vislumbres mexicanos, Bayoneta formará parte de la degustación audiovisual a partir del 9 de noviembre, aquellos cinéfilos que gusten de una prueba cineasta que el mismo Terrazas describe sin clichés.

Trailer



No hay comentarios:

Publicar un comentario