viernes, 23 de noviembre de 2018

El Cascanueces y Los Cuatro Reinos | Reseña



Por Rocío López.

Disney es una de la empresas más grandes e importantes en la industria del entretenimiento, por lo que en los últimos años se ha convertido en un imperio gracias a la reciente compra de 21st Century Fox y el desarrollo de franquicias sobre el Universo Cinematográfico de Marvel y Star Wars. En los últimos años, la compañía también se ha centrado en las versiones live action de sus grandes clásicos de animación. Antes de finalizar este año y ya que se aproxima la Navidad, se estrenó la película El Cascanueces y Los Cuatro Reinos, dirigida por Lasse Hallström, con las actuaciones de Morgan Freeman, Helen Mirren, Eugenio Derbez, Keira Knightley y Mackenzie Foy.

El filme, que se sitúa en Londres de la época victoriana, narra la aventura de Clara Stahlbaum (Foy), quien en nochebuena su padre (Matthew Macfadyen) le entrega un misterioso regalo de su madre fallecida, sin embargo, debe conseguir una llave para poder abrirlo, así que durante la fiesta de Navidad, su padrino Drosselmeyer (Freeman) la conduce hacia  la llave, pero pronto ella aparece en un mundo de fantasía donde existen tres reinos: la Tierra de los Copos de Nieve, la Tierra de las Flores y la Tierra de los Dulces. Durante su travesía, Clara conoce a Phillip (Jayden Fowora-Knight), un cascanueces que la ayudará para revelar algunos misterios del lugar y luchar contra Madre Ginger (Mirren), gobernante del cuarto reino.  


El Cascanueces y Los Cuatro Reinos está basado en el cuento El Cascanueces y el Rey de los Ratones, de  E. T. A. Hoffmann, pero el guion a cargo de Ashleigh Powell se aleja de la historia original y sólo retoma algunos personajes. Aunque la trama del largometraje tiene un giro interesante, se vuelve predecible y no aporta nada nuevo e incluso por momentos parece una combinación entre Las crónicas de Narnia: El León, la Bruja y el Ropero (2005) y Alicia en el País de las Maravillas (2010).

El elenco reúne a actores de renombre como el oscarizado Morgan Freeman, sin embargo, su personaje no resalta debido a que su intervención es mínima. La participación del mexicano Eugenio Derbez, quien ha triunfado en Hollywood después del éxito de No se Aceptan Devoluciones (2013), está a cargo de la comicidad, pero su actuación se nota forzada, mientras que la reconocida Keira Knightley (Piratas del Caribe: La maldición del Perla Negra, 2003) asombra con un personaje que puede o no simpatizar al instante. Por otra parte, Mackenzie Foy, conocida por su participación en la película Interestelar (2014), realiza una interpretación consistente.


Lo más destacable de la película del cineasta sueco es la fotografía, los efectos visuales son realmente asombrosos, junto con un vestuario impecable. Otro factor importante es la música del compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky, que en colaboración con los coreógrafos Marius Petipa y Lev Ivanov llevaron al teatro en 1892 la obra El Cascanueces, basada en Historia de un Cascanueces del escritor y que se convirtió en un clásico, por lo que no es sorpresa que en una escena se incorporé el ballet de manera extraordinaria por parte de Misty Copeland, la bailarina de la compañía American Ballet Theatre.

Lasse Hallström es conocido por sus cintas conmovedoras, como ejemplo de ellas están: Siempre a tu Lado (2009), Querido John (2010) y La Razón de Estar Contigo (2017), por lo que El Cascanueces y Los Cuatro Reinos no es la excepción, donde se abordan los temas de la pérdida, amistad y lealtad, pese a las fallas del guion, cumple con la función de entretener tanto al publico infantil como adulto.

Trailer



No hay comentarios:

Publicar un comentario