martes, 20 de noviembre de 2018

Familia al Instante | Reseña



Por Oswaldo Magaña.

Una fórmula que le ha funcionado mucho al cine hollywoodense se basa en la combinación de comedia con sentimentalismo. Se ha visto en infinidad de películas familiares. Es la columna principal de muchas comedias, si no es que todas.

Esta no es la excepción. Sin embargo la película tiene cosas rescatables. Se trata de una pareja estable formada por Pete (Mark Wahlberg) y Ellie (Rose Byrne) cuyo anhelo es tener un hijo. Al no poder realizarlo, consideran adoptar como algo viable para formar una familia.

Así es como entran a un programa de adopción y conocen a una adolescente rebelde (Isabela Moner) y a sus dos hermanos menores. De la noche a la mañana se han convertido en padres y no de uno sino de tres hijos en edades diferentes. Pero idealizar a su nueva familia no es una buena opción ya que descubren que ser padres adoptivos no es una tarea nada fácil.


La película tiene secuencias bien logradas y la manera de contar la historia te permite empatizar con los personajes. Las situaciones divertidas y la historia misma, llevan de la mano al espectador entre risas y una que otra lágrima por la situación complicada de estos niños.

El director aprovecha esto para tocar el tema de niños sin familia y que se encuentran en espera de alguien que los quiera en adopción, sin embargo pudo profundizar más criticando al sistema y todo el tiempo que lleva pasar por los filtros que impone, al final estos mismos filtros, si bien son por la seguridad de los niños, los dejan en espera por años. Esta parte de la película es lo más rescatable.

Dentro de las actuaciones destaca la de Tig Notario (One Mississippi 2015-2017) quien es una comediante que se caracteriza por manejar una comedia inexpresiva. Rose Byrne desarrolla un papel un tanto exagerado, pero justificable, Mark Wahlberg… bueno, es Mark Wahlberg. Isabela Moner luce más convincente.

La historia se basa en hechos reales del propio director Sean Anders (Guerra de papás 1 y 2) y que adaptó para el cine. Aunque verídica, es una historia aderezada con tintes clichés que la vuelven predecible pero divertida para pasar un buen rato en familia.

Trailer



No hay comentarios:

Publicar un comentario