miércoles, 21 de noviembre de 2018

La Chica en la Telaraña | Reseña



Por Diego Rodmor.

La Chica en la Telaraña es la nueva adaptación que pretende reiniciar de alguna forma la popular historia basada en los personajes creados por el autor sueco Stieg Larsson y una mezcla de emoción y duda habita en los cinéfilos que han seguido esta historia tanto en la literatura como en el cine debido a la abrupta ruptura que existió con el interesante proyecto anterior. Hoy la cinta ha tenido opiniones divididas dejando ver que quizá llevar a cabo las cosas de esta forma no fue la mejor opción.

En esta entrega que adapta los sucesos del cuarto libro Lo Que No Te Mata Te Hace Más Fuerte, escrito por David Lagercrantz basándose en los apuntes que el autor sueco dejó después de morir, explora el pasado de Lisbeth Salander mientras ella investiga un hackeo virtual que podría tener repercusiones globales.

Una de las mayores preocupaciones de los seguidores de la saga era el saber quién se encargaría de dirigir esta nueva adaptación cinematográfica. Para muchos fue un alivio saber que el uruguayo Fede Álvarez sería quien dirigiría este proyecto, luego de darse a conocer con el brutal remake Evil Dead y con la desesperante cinta No Respires

La nueva entrega de la saga Millenium logra ser intrigante y cuenta con secuencias de acción muy bien logradas. Sin embargo nació bajo la sombra de precedentes incomparables. A pesar de ser una película que se logra disfrutar, sorprende ver un relato escaso en brutalidad. Después de conocer la extraordinaria trilogía original y luego de ver la admirable adaptación de David Fincher, este nuevo proyecto no logra igualar a sus antecesoras quedándose como un producto simple y sin esa oscuridad palpable.


Las actuaciones son interesantes y logran llevar la historia de un modo ameno. Claire Foy intenta encarnar a Lisbeth Salander de una forma decorosa pero se queda muy lejos de las insuperables interpretaciones que Noomi Rapace y Rooney Mara entregaron en su momento. La actriz holandesa Sylvia Hoeks destaca como villana del filme y viva representación del pasado de la protagonista femenina, extraordinario personaje de la literatura contemporánea.

Por otro lado la película resulta interesante en su aspecto visual logrando mostrar cuadros hipnóticos que atrapan al espectador en cada momento. La belleza que presenta en sus imágenes es uno de los puntos más fuertes de esta adaptación aligerada. 

Sorprende encontrarse con un trabajo de este estilo viniendo bajo el sello de Fede Álvarez, sobre todo conociendo sus filmes previos. Las comparaciones terminan siendo inevitables y los fantasmas de los largometrajes anteriores de la saga Millenium están presentes en todo momento. Si dejamos a un lado todo eso, tenemos un filme palomero que se disfruta pero que pudo ser mejor. La Chica en la Telaraña es una película que va dirigida a un público más amplio y que entretiene pero sin atreverse a proponer un relato más oscuro. 

Trailer





No hay comentarios:

Publicar un comentario