miércoles, 5 de diciembre de 2018

El Grinch | Reseña



Por Rocío López.

En 1957 Theodor Seuss Geisel, escritor y caricaturista estadounidense, publicó bajo el seudónimo Dr. Seusse el libro infantil ¡Cómo el Grinch robó la Navidad!, pero fue hasta 1966 cuando se realizó la primera adaptación en el cortometraje para la televisión El Grinch: El Cuento Animado, bajo la dirección de Chuck Jones Ben Washam. 

Sin duda alguna, el filme que popularizó a este personaje entre las nuevas generaciones fue protagonizado por Jim Carrey, en el live action El Grinch (2000), del cineasta Ron Howard. Este año, regresa a la pantalla grande el ogro que odia la Navidad en una nueva versión animada, dirigida por Yarrow Cheney y Scott Mosier

El Grinch cuenta la historia de un ser gruñón, peludo y de color verde que su única compañía es su perro, Max. Su pacifica vida se ve perturbada cuando Los Quién, habitantes de la villa cercana de la cueva en donde él vive, deciden que la Navidad será tres veces más grande y dado que el Grinch odia esta celebración, se dispone a robarla disfrazado de Santa Claus para que regrese su tranquilidad. Sin embargo, se encuentra con Cindy Lou, una pequeña niña de 8 años, que le pide un único regalo: ayudar a su mamá, quien trabaja todo el día y después tiene que cuidar de ella y sus hermanos gemelos.


El reparto de voces para la versión de Latinoamérica se encuentra la cantante colombiana, Fanny Lu, el comunicador Mariano Osorio y el actor Eugenio Derbez, quien le da voz al Grinch, que desde los primeros minutos de dialogo podemos identificarlo, por lo tanto, esto podría ser un punto desfavorable, sobre todo cuando la audiencia está familiarizada con su trabajo. Mientras que para la versión original es el británico Benedict Cumberbatch.

Aunque el largometraje de Cheney y Mosier se aleja de la esencia original del personaje, ya que nos presentan un protagonista más tierno y sin humor negro a comparación del Grinch de Carrey, la narrativa fluye bien con diversos chistes que funcionan para el espectador infantil y adulto. Además, de que se muestran flasback del joven personaje para conocer el porqué de su odio y carácter huraño.


Uno de los factores más destacables es la música a cargo por Danny Elfman, reconocido por ser el compositor de bandas sonoras de las cintas El Extraño Mundo de Jack (1993), Alicia en el País de las Maravillas (2003) y Liga de la Justicia (2017).

El Grinch aborda los temas de la empatía, amistad, el amor y la tolerancia, pero uno de los mensajes más importantes que preserva este filme, al igual que sus antecesoras, es la crítica social del consumismo y lo superficial que suele ser una de las festividades más importantes. La película es entretenida, divertida y conmovedora, además de considerarse un clásico para ver en la época decembrinas, resulta una buena opción para disfrutar en compañía de toda la familia.

Trailer



No hay comentarios:

Publicar un comentario