martes, 15 de enero de 2019

Perfectos Desconocidos | Reseña





Por Rocío López.

En 2016, el cineasta Paolo Genovese estrenó la película italiana Perfetti Sconosciuti, la cual obtuvo el premio del Jurado a Mejor Guion Internacional en el Festival Tribeca de Nueva York. Desde entonces, el filme se convirtió en un éxito a nivel internacional y como prueba se encuentran los remakes de Grecia (Teleioi ksenoi, 2016), España (Perfectos Desconocido, 2017), Francia (Le Jeu, 2018) y para la versión latinoamericana, Perfectos Desconocidos estuvo a cargo del director mexicano Manolo Caro, con las actuaciones de Cecilia Suárez, Franky Martin, Manuel García-Rulfo, Miguel Rodarte, Ana Claudia Talancón, Mariana Treviño y Bruno Bichir.

La trama gira en torno a un grupo de siete amigos (tres parejas y un recién divorciado) que se conocen de toda la vida. Justo cuando hay un eclipse lunar, el cual supone vaticina malos augurios, deciden ir a casa de uno de los matrimonios para cenar y pasar un rato agradable. Sin embargo, la reunión cordial cambia radicalmente cuando Eva (Suárez), la anfitriona propone a los demás que participen en un juego en el que consiste en leer en voz alta los mensajes y contestar las llamadas que reciban de sus celulares durante la velada, esto provoca que se revelen los diversos secretos de cada uno de los comensales, convirtiendo en un total caos.


Desde la primera secuencia, podemos denotar que Caro conserva su sello, cabe destacar que es el primer filme que realiza sin un guion original y quizá este sea un punto débil, ya que para el espectador que conozca cualquier versión de las anteriores no le sorprenderá porque básicamente es la misma historia, sin embargo, el elenco conformado por Suárez (la actriz fetiche del también productor) y Treviño, reconocida por participar en Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando (2015), logran trasmitir la química con los demás actores de renombre dentro de la industria cinematográfica mexicana como lo son Talancón y  Bichir.

Perfectos Desconocidos sobresale por la fotografía y los movimientos de cámara con tomas largas que le dan dinamismo a la película que se desarrolla en un mismo escenario y con primeros planos que, en más de una ocasión, expone los misterios que ocultan cada personaje incluso antes de ser descubiertos.


Entre los puntos desfavorables es el hecho de que este melodrama se vuelve exagerado y que al final la audiencia puede no sentir empatía con alguno de los protagonistas. Además, el clímax decae por lo desconcertante del cierre, que a comparación de la versión del español Álex de la Iglesia, cuenta con una mejor resolución.

Con este sexto largometraje, el director de la popular serie La Casa de las Flores (2018), reflexiona sobre el uso de tecnología y cómo se ha convertido en un recurso para escapar de los problemas y crear una fantasía. Perfectos Desconocidos mantiene al público con la intriga, es ligera y cómica con diversos chistes que pronto se convierte en un doble discurso sobre temas como la autoaceptación, homosexualidad y machismo que persiste en nuestra sociedad. 

Trailer




No hay comentarios:

Publicar un comentario