miércoles, 2 de enero de 2019

Somos Campeones | Reseña




Por Rocío López.

A lo largo del tiempo, la industria cinematográfica está cada vez más comprometida a ser más incluyente con la visualización de temas como la diversidad sexual, problemas relacionadas con la salud mental y personas con discapacidad, este último se ha plasmado en la gran pantalla con películas como ¿A Quién Ama Gilbert Grape? (1993), Forrest Gump (1994), Amigos (2011) y Tamara y la Catarina (2016). Para este 2019, después de romper récord en taquilla de España el año pasado, llega a la cartelera de nuestro país Somos Campeones, del director Javier Fesser, escrita en colaboración con David Marqués.

La historia se centra en Marco (Javier Gutiérrez), un entrenador de un reconocido equipo de basquetbol, quien después de perder su empleo y pasar por la separación con su pareja (Athenea Mata), debe enfrentar las consecuencias de conducir ebrio tras un accidente automovilístico. Para evitar ir preso, decide realizar Servicio Comunitario y es asignado para ser el entrenador de personas con discapacidad cognitiva.



Desde la primera escena, Somos Campeones nos presenta un protagonista iracundo y discriminatorio, pero con el trascurso de la trama, conocemos que detrás de ese ser que por momentos puede no congeniar con el público por lo incorrecto que es, llega a ser capaz de aprender y admitir sus errores como cualquier otra persona. 

Con una gran interpretación de Gutiérrez, que realmente logra trasmitir un sinfín de emociones sin necesidad de un diálogo, sin embargo, los verdaderos protagonistas son los chicos que conforman el equipo por no actores profesionales y que viven en carne propia la discapacidad: Jesús Vidal, José de Luna, Alberto Nieto Fernández, Roberto Sánchez, Julio Fernández, Gloria Ramos, Fran Fuentes, Roberto Chinchilla y Stefan López.



El guion a cargo de Fesser y Marqués contiene la formula típica que hemos visto antes sobre la trasformación de un personaje malo que pronto aprende la lección y se convierte en el héroe, pero a pesar de lo predecible de la historia, es una cinta que conmueve, sin la exageración del drama y que nos regala momentos muy divertidos.

Posiblemente, el punto menos favorable para la cinta es la banda sonora a cargo del compositor Rafa Arnau, que suele ser repetitiva en varias escenas, sin embargo, tampoco es desagradable, ya que concuerda con la situación que nos presentan en pantalla.  

Quizás el mayor acierto para el también director de Camino (2008), es el exponer de una forma amena, respetuosa y sin prejuicios, sobre personajes de la vida real que se enfrentan a las injusticias por el simple hecho de tener alguna discapacidad. Somos Campeones toca los temas como la amistad, aceptación, empatía y sin duda es una cinta que nos invita a reflexionar, pero que también entretiene.

Trailer



No hay comentarios:

Publicar un comentario