viernes, 29 de marzo de 2019

Las dos Reinas | Reseña


Por Rocío López. 

Dentro de la industria cinematográfica es cada vez más frecuente encontrarnos con filmes protagonizados por mujeres con una perspectiva feminista, tal es el caso de la multipremiada La Favorita (The Favourite), cuyo estreno en las salas de México fue el pasado 1 de febrero. En esta misma temática y por coincidencia se nos presenta Las Dos Reinas (Mary Queen of Scots), Ópera prima de Josie Rourke, escrita por Beau Willimon.

La cinta está basada en la obra Queen of Scots: The True Life of Mary Stuart, de John Guy. Ambientada a mediados del siglo XVI, se centra en María Estuardo (Saoirse Ronan), criada como católica en Francia y que después de enviudar, regresa a su natal Escocía para reclamar su legítimo trono, pero pronto se dará cuenta que no será sencillo e inicia una disputa con su prima Isabel I (Margot Robbie), reina de Inglaterra con ideología protestante. Ambas mujeres comenzarán con infinitos enfrenamientos que involucran traición, codicia y conspiraciones.


Cabe señalar que anteriormente se había expuesto parte de esta historia en la gran pantalla con Elizabeth: La Edad de Oro (Elizabeth: The Golden Age, 2007) protagonizada por Cate Blanchett, pero la diferencia es que en Las Dos Reinas se relata desde el punto de vista de la monarca María, mientras que en la primera se conoció la versión de Isabel I, por lo que es un acierto mostrar la otra parte de este pasaje histórico, que si bien, aquellos que no tengan conocimiento sobre el suceso, puede que desde el comienzo de la película sea confuso y pese a que se omite el recurso de elipsis, conforme avanza la trama se brinda la explicación necesaria para poder resolver las dudas.

Aunque desde la primera secuencia atrapa y existe una tensión de principio a fin entre las protagonistas, al contar con diversos diálogos que suelen ser repetitivos y largos, que incluso se asemejan a una puesta teatral, la cual no es extraño si se conoce la trayectoria de la cineasta británica como directora de teatro, sin embargo, estos detalles en el guion la vuelven tediosa y para el público que no es fiel seguidor del cine histórico, puede ser una tortura.


El largometraje destaca por la extraordinaria actuación de Ronan, reconocida por estar tres veces nominada a los Premios Óscar, donde demuestra los distintos matices al encarnar una joven que puede ser inocente, pero también capaz de imponerse con tan sólo una mirada. Por otra parte, Robbie, familiarizada con las cintas biopic, ya que interpretó a la patinadora olímpica Tonya Harding, en Yo, Tonya (2017), logra representar a una reina Isabel I de manera verosímil, aunque su personaje suele estar limitado por sus apariciones espontaneas, se roba los momentos más emotivos.

Otro factor que es sobresaliente es la vestimenta impecable junto con el maquillaje. Además de un excelente diseño de producción, acompañado con la música de Max Richter, que inmediatamente nos trasporta a la época. También es un deleite visual al mostrar los paisajes con estupendos planos generales.

Rourke en su debut no aporta algo nuevo este melodrama histórico, pero la importancia de traer una nueva versión es por los temas vigentes en nuestra sociedad, Las Dos Reinas aborda el machismo, la sororidad y el empoderamiento femenino.  

Trailer




No hay comentarios:

Publicar un comentario